Amadeo Carrizo

A los 93 años, el ídolo y presidente honorario de River falleció luego de estar internado en la Clínica Zabala. 

Con él se fue una parte grande de la historia de River. Amadeo había nacido el 12 de Junio de 1926 en Rufino, Santa Fe. Con 19 años recién cumplidos, debutó en el arco de River en un clásico frente a Independiente. Atajó en Núñez entre 1945 y 1968, siendo un indiscutido y consiguió siete campeonatos (45, 47, 52, 53, 55, 56 y 57), una Copa Ibarguren (52) y dos Copas Aldao (1945 y 47). Después se fue al fútbol colombiano y se retiró en 1970 defendiendo los colores de Millonarios. También fue parte de la Selección Argentina con dos puntos extremos: el fracaso en el Mundial 58 y el título conseguido en la Copa de las Naciones 64.

Amadeo, fue el inventor de un estilo en el arco. Capaz de evitar que un remate extremadamente difícil terminara en gol, a Carrizo se lo considera el precursor del arquero moderno. Su tarea no sólo llamaba la atención cerca de los tres postes, sino que también porque sabía jugar con los pies, un hecho que no era habitual para el fútbol de aquellos tiempos. Con buenas condiciones técnicas, ubicación y la cuota indispensable de audacia, Amadeo sabía cuándo tenía que salir del área para anticiparse. Incluso quedó en la historia una doble gambeta a José Borrello en un Superclásico que River ganó 3-0 como local, el 31 de Octubre de 1954. También bajó de pecho un remate en la final de la Copa Libertadores 1966 contra Peñarol. Campeón ocho veces con River y custodio del arco en 551 partidos oficiales desde 1945 hasta 1968, Carrizo se hizo ídolo del club.

En los últimos meses, Amadeo se había recluido en su hogar, compartiendo con sus familiares y el grupo de amigos más cercanos que lo visitaba. El paso de los años y la lucha contra un cáncer ya no le permitían salir a caminar por las calles de Devoto, su barrio. En los últimos días, había sido internado en la Clínica Zabala, en Belgrano. Y fue allí donde murió.