Argentina junto a Huawei, Nokia y Ericsson probó la tecnología 5G

23.03.2021

La muestra se realizó en la sede central del organismo regulador ENACOM y presentó distintas opciones de la tecnología 5G, tanto en redes comerciales como de laboratorio. En los stands montados por las empresas, los asistentes pudieron observar el funcionamiento de la tecnología 5G, tanto en redes comerciales como de laboratorio, experimentar los beneficios de la realidad virtual y la realidad aumentada en programas educativos, y conocer las aplicaciones que se están desarrollando para programas de telemedicina, entre otras actividades.

Durante los cinco días de jornada, la exposición reunió en la sede central de ENACOM a Ministros, Gobernadores, Senadores, Diputados, Intendentes, fabricantes de tecnología, proveedores de servicios de telecomunicaciones, cámaras empresarias, PyMES y cooperativas, rectores de universidades nacionales, representantes gremiales, investigadores y prensa especializada. 

En un evento sin precedentes para Latinoamérica, el regulador argentino reunió en un mismo espacio a Huawei, Nokia y Ericsson -tres de los principales fabricantes de infraestructura de redes- para que realizaran una exposición interactiva que presentara las principales aplicaciones de esta tecnología.

Se cree que para el 2025, el 53% de la población mundial, tendrá acceso a esta tecnología, ya en nuestro país, en Febrero, Telecom encendió la primera red con esta tecnología y puso en funcionamiento 10 antenas móviles de Personal para usar en dispositivos aptos, en las ciudades de Buenos Aires y Rosario.

Sobre el cierre de la jornada, el Presidente del Organismo, Claudio Ambrosini, les agradeció a los trabajadores de ENACOM por el compromiso demostrado en la organización del evento, y aprovechó para realizar un balance sobre el futuro de esta tecnología en el país: "El despliegue del 5G en Argentina será un programa de mediano y largo plazo que indudablemente necesitará de la colaboración virtuosa y articulada entre el Estado Nacional, las provincias y el sector privado. Esto implica que las empresas deberán realizar inversiones intensivas para la renovación de la infraestructura de redes; y los Estados, establecer regulaciones previsibles que permitan la comercialización a precios accesibles y certidumbre para la competencia justa entre las empresas", concluyó el Presidente del Ente.