Autos y dolar

En una comunicación el Banco Central estableció que todas las importaciones de automóviles que superen los 50 mil dólares, primero deberán ser aprobadas por el BCRA. Se trata de un permiso especial para acceder al mercado de divisas y que se otorgará para cada operación puntual de importaciones, cosa que no se debía hacer antes cuando se tenía que comprar divisas para adquirir un auto del exterior.

Hasta ahora el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones SIMI se encargaba de dar la aprobación para la liberación de la Aduana de un automóvil y el acceso a las divisas para pagos de autos en el exterior, era libre. En el nuevo proceso, se deberá aguardar que el Banco Central apruebe la liberación de divisas para el pago de los vehículos. Recién ahí se pondrá en marcha la compra y envío de autos al país.

Este es un escenario que comenzó a experimentarse con el establecimiento de las primeras trabas aduaneras, en Junio pasado, y que alimentó el cobro de sobreprecios para las pocas unidades en stock. Se comenta que este es un nuevo Cepo que solo originará una situación de desabastecimiento del mercado automotor argentino. Habrá que ver que sucede, por ahora esta medida generó descontento a gran parte del sector automotriz.