Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural.

19.04.2020

El 19 de Abril de todos los años se conmemora el "Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural" en recuerdo del Levantamiento del Ghetto de Varsovia en 1943 y en homenaje a las víctimas del Holocausto.

Es importante reflexionar sobre este hecho histórico y mantener viva la memoria colectiva. 

"La construcción de la memoria es un acto cotidiano. Un hábito, una forma de respeto por los que nos precedieron, por nosotros y por los que vendrán." 

El genocidio de seis millones de personas en Europa transformó significativamente a la comunidad judía y, además, constituyó una de las mayores tragedias provocadas por la acción del hombre. Quizás es un ejemplo que podría definirse como paradigmático, de los alcances de la violencia extrema y de crueldad que parecen acompañar la formación del mundo moderno.

Es importante que en una sociedad se promuevan prácticas afirmativas que radiquen el antisemitismo y promuevan la diversidad religiosa.

En nuestro País muchas entidades judías promueven algunas cuestiones que creen que son importantes en nuestro territorio y entre ellas piden algunas cosas como:

• Juicio y castigo efectivo para los responsables de actos antisemitas

• Reconocimiento y valoración de los aportes de la comunidad judía en la formación de la identidad nacional

• Cumplimiento estricto de la ley sobre feriados religiosos por parte de empresas y estados provinciales

• Inclusión de contenidos antidiscriminatorios en los programas escolares y de formación docente

¿Por qué es el Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural?

El Ministerio de Educación incorporó la conmemoración del 19 de Abril Día de la Convivencia en la Diversidad Cultural a partir de la Resolución Nº 126/00, en recuerdo del Levantamiento del ghetto de Varsovia en 1943 y en homenaje a las víctimas del Holocausto, para preservar la memoria del pasado y proyectar una sociedad sin discriminación, xenofobia ni racismo.

El 19 de Abril de 1943, un grupo de jóvenes judíos/as del Ghetto de Varsovia protagonizó un levantamiento contra las acciones del régimen nazi consistentes en la concentración y aislamiento de los/as judíos/as en ghettos, imponiéndoles condiciones de vida que ocasionaron, producto del hambre, las enfermedades y la represión directa, la muerte de la mayoría de la población.

Este acontecimiento quedó instalado en la memoria colectiva como una de las formas de resistencia contra la opresión así como la defensa de la dignidad humana y un símbolo de la libertad.

El recuerdo del Holocausto o la Shoa en el que fueron asesinados/as cerca de seis millones de judíos/as, gitanos/as, musulmanes/as, homosexuales, y de las causas del levantamiento del ghetto de Varsovia significan mantener viva la memoria de los horrores que puedan generar la discriminación, la xenofobia y el racismo.