El Grupo Riccillo inauguró una planta bioeléctrica en General Alvear

Esto forma parte de un proyecto de biogeneración de energía que, mediante la bosta vacuna del Feedlot, los efluentes de la producción porcina y los forrajes se elabora biogás para la generación de energía eléctrica. 

Mediante biodigestores y tecnología apropiada, la empresa Transcom produce biogás mezclando los efluentes porcinos y vacunos de sus establecimientos de engorde a corral y el agregado de forrajes. Una vez tratado, el biogás mueve un generador para generar la electricidad que es inyectada a la red de energía. La estación esta ubicada en General Alvear. A su vez, se producirá abono orgánico para la frutihorticultura. Es oportuno destacar que la millonaria obra, se desarrolló en plena Pandemia, con todo lo que eso significa. 

La planta bioeléctrica ya se encuentra en marcha inyectando energía a la red nacional a partir de la generación de medio megawatt de electricidad al día y con el objetivo de alcanzar un megawatt diario que es el equivalente al consumo de todo General Alvear.

El Grupo Riccillo tiene más de tres décadas en la actividad agropecuaria. Está conformado por seis empresas interrelacionadas, dedicadas a la producción intensiva de carne porcina, bovina y aviar, y de los granos que constituyen la base alimentaria para la obtención de proteína animal de máxima calidad. Hoy se encuentra a la vanguardia de la tecnología en procesamiento de granos, tanto para alimentación animal, como la obtención de biocombustibles a partir del aceite extraído de los granos. Y ahora, inaugurando esta Planta de Bio-Electricidad a partir de las excretas de bovinos y porcinos transformando la Biomasa en Bioenergía, que por otra parte no será la única, sino que ya ha proyectado una segunda planta en el Mangrullo, partido de Saladillo.

Las políticas de desarrollo y las estrategias de capacitación son comunes a todas las empresas del grupo y, más allá de las especificidades productivas, la línea que siguen es la misma: agregar valor hasta el último grano, incorporar tecnología de procesos e innovación, y conformar equipos especializados de trabajo a partir de la capacitación.

Con el conocimiento como bandera, Grupo Riccillo avanza firme en el camino de la innovación constante, la implementación de normas de calidad, seguridad y cuidado ambiental. Empresas dedicadas a la producción con arraigo en el interior que apuestan al desarrollo de sus comunidades.

La zona de influencia de producción del grupo es Saladillo y General Alvear, donde además de la planta bioeléctrica, cuenta con producción bovina extensiva; agricultura; engorde a corral; servicio de hotelería a terceros (engordan 50.000 novillos-año); producción porcina con dos granjas de 2.500 madres cada una de ciclo completo; seis granjas avícolas para producir pollos parrilleros; y una planta de crushing de soja.

Riccillo se inició en los años 90 con producción porcina, a la que se le sumó más tarde la de carne vacuna y de pollo, además de tres plantas de alimento balanceado abastecidas por las 4.000 hectáreas de siembra de soja, maíz, cebada y sorgo con las que cuenta. Comercializan la carne de cerdo en el mercado interno mayoritariamente y participa en un consorcio exportador.