El Presidente de la FIFA se reunió con el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohamed bin Salmán

De forma paralela a la histórica cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo, en la que se sentaron las bases de la reconciliación regional, el Presidente de la FIFA Gianni Infantino se entrevistó con el príncipe heredero de Arabia Saudí Mohamed bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud.

La reunión brindó la oportunidad de abordar el papel determinante que el fútbol puede desempeñar a modo de factor aglutinador en la región, pero también como vector de valores sociales tales como la inclusión, la solidaridad y la tolerancia.

En concreto, el Presidente Infantino destacó los recientes progresos constatados en la Federación de Fútbol de Arabia Saudí en cuanto al desarrollo del fútbol femenino en este país. Ambos líderes debatieron también los retos que la pandemia de coronavirus ha planteado al fútbol, así como las perturbaciones causadas.

La presencia del Presidente de la FIFA en la cumbre del CCG ha tenido lugar durante las dos jornadas de su visita a Arabia Saudí, en las que también se reunió con Yaser Al Misehal, Presidente de la Federación de Fútbol de Arabia Saudí, y con el ministro de Deportes, S. A. R. el príncipe Abdulaziz bin Turki Al Faisal; además, visitó varias instalaciones deportivas.

Desde la ciudad saudí de Al Ula, Gianni Infantino, Presidente de la FIFA, ha acogido con beneplácito la firma de una declaración histórica entre los estados miembros del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG) en el marco de la 41.ª cumbre de este organismo.

Después de muchos años de desavenencias, los líderes reunidos en esta cumbre organizada por Arabia Saudí respaldaron una declaración con la que se reafirma la importancia de la solidaridad y la estabilidad en esta región, y que tiene por objeto restablecer a su estado natural la cooperación entre los estados miembros.

Con este acto simbólico, el Príncipe heredero Mohamed bin Salmán bin Abdulaziz Al Saud plasmó su firma en el documento, junto a las rúbricas del Emir Jeque catarí Tamim bin Hámad Al Zani, el Jeque kuwaití Nauaf Al Ajmad Al Yáber Al Sabaj, el Vicepresidente de los Emiratos Árabes Unidos el Jeque Mohamed bin Rasid Al Maktum, el Príncipe heredero de Baréin Salman bin Hámad bin Isa Al Jalifa, el Primer Ministro en funciones de Omán Fahd bin Majmud Al Said y el Secretario General del CCG Nayef Falaj Mubarak Al Yairaf. Egipto también estuvo presente en esta cumbre en calidad de país invitado, y su representante firmó igualmente la declaración en Al Ula. 

Al comentar este acuerdo, el Sr. Infantino declaró lo siguiente: «La FIFA felicita a los miembros del CCG por la declaración de hoy, que representa un gran paso para la región en el camino a la reconciliación. A lo largo de esta crisis, el fútbol ha demostrado ser un vehículo muy adecuado para mantener el contacto entre los habitantes del Golfo; estoy convencido de que en el futuro el deporte rey seguirá uniendo a las gentes de esta región. En la Copa Árabe de la FIFA, que se disputará a finales de año, se darán cita 22 países árabes. El torneo servirá como vínculo entre millones de aficionados de toda la región; será un gran hito en los preparativos de la Copa Mundial de la FIFA Catar 2022™, la primera en Oriente Medio y en el mundo árabe, una oportunidad única para esta región de mostrarse unida y de deslumbrar ante una audiencia mundial».