Es ley la regulación del Teletrabajo

31.07.2020

El Senado convirtió en ley la regulación del Teletrabajo. Este establece una serie de condiciones que quedarán activas luego de 90 días contados a partir de que se determine la finalización del período de vigencia del Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio.

Entre otras cosas, el proyecto establece una jornada laboral fijada de antemano y poco flexible, que podría generar problemas con el derecho que tendrá el empleado de desconectarse de los dispositivos digitales fuera de su jornada laboral y durante períodos de licencias. En especial, para el caso de las prestaciones transnacionales. El empleador deberá proporcionar el equipamiento -hardware y software-, las herramientas y el soporte necesario para el desempeño de las tareas, y asumir los costos de instalación, mantenimiento y reparación de las mismas, o la compensación por la utilización de herramientas propias de la persona que trabaja y no responderá por el desgaste normal producto del uso o el paso del tiempo y en caso de desperfectos, roturas o desgaste en los elementos, instrumentos y/o medios tecnológicos que impidan la prestación de tareas, el empleador deberá proveer su reemplazo o reparación a fin de posibilitar la prestación de tareas. También deberá dar una compensación para los casos en que haya mayores gastos en conectividad y/o consumo de servicios y la misma operará conforme las pautas que se establezcan en la negociación colectiva, y quedará exenta del Impuesto a las Ganancias. En el teletrabajo se tendrán los mismos derechos y obligaciones que las personas que trabajan bajo la modalidad presencial, y su remuneración no podrá ser inferior a la que percibían o percibirían bajo la modalidad presencial. Las personas que trabajen bajo esta modalidad y que acrediten tener a su cargo, de manera única o compartida, el cuidado de personas menores de 13 años, personas con discapacidad o adultas mayores que requieran asistencia específica, tendrán derecho a horarios compatibles con las tareas de cuidado a su cargo y/o a interrumpir la jornada. Cualquier acto, conducta, decisión, represalia u obstaculización proveniente del empleador que lesione estos derechos se presumirá discriminatorio. La representación sindical, será ejercida por la asociación sindical de la actividad donde presta servicios y los empleados deberán ser anexados por el empleador a un centro de trabajo, unidad productiva o área específica de la empresa a los efectos de elegir y ser elegidas, para integrar los órganos de la asociación sindical.

Estos y otros puntos fueron debatidos hoy y la ley se aprobó con el aval de 40 votos del oficialismo, sin el aliado de Juntos Somos Río Negro, Alberto Weretilneck, que esta vez no apoyó, y 30 rechazos provenientes de la oposición, que en Diputados sí acompañó en su mayoría el texto en cuestión. 

Esta es una ley que ha generado grandes críticas por parte de un sector amplio del empresariado que no ve con buenos ojos algunos puntos que no han quedado del todo claro y que piensan que van a permitir a algunos empleados sacar ventajas de algunas cuestiones.