La agricultura y las nuevas tecnologías es la forma de producir alimentos por excelencia

26.09.2020

Lo importante en este sentido es conseguir un equilibrio ideal para el éxito de la agricultura, creando soluciones innovadoras para el sector. Se espera que para el 2050 haya alrededor de 10 mil millones de bocas para alimentar. De esta forma, también aumenta la necesidad de encontrar nuevas y mejores formas para producir. Los avances en ciencia y tecnología son claves para proveer suficientes alimentos saludables y accesibles y para ello la biociencia moderna ofrece herramientas acordes.

Hoy en día, las empresas tienen como desafío que las personas se cuestionan de dónde viene lo que consumimos, quién lo produce, cómo y qué impacto genera. Por eso la investigación y desarrollo trata cada día de enfocarse en adoptar prácticas sostenibles y amigables con el medio ambiente. Se trata de alcanzar estándares saludables de alimentación y satisfacer demandas específicas con bajo impacto ambiental.

La producción propia es muy común en las zonas rurales, donde muchas familias tienen la posibilidad y la costumbre de tener huertas y animales. Sin embargo, cada vez más personas en las grandes ciudades logran producir lo que consumen. Esta es una tendencia en aumento por parte de aquellos que buscan alimentos frescos, gracias a la ayuda de soluciones tecnológicas. Un ejemplo de esto es el cultivo en hidroponía, una forma de cultivar hortalizas, frutas y plantas aromáticas en pequeños espacios, utilizando soluciones liquidas enriquecidas con nutrientes en lugar del tradicional suelo agrícola. 

Hay muchas tendencias de alimentación que van surgiendo en el mundo de la agricultura y que se complementan, dando como resultado más formas de producción y de consumo. Así, es indiscutible cómo el agro, de la mano de las nuevas tecnologías, contribuye con la alimentación del futuro.