La Cumbrecita en Calamuchita.

04.01.2020

Entre las numerosas opciones que ofrece el Valle de Calamuchita como destino turístico para este verano ocupa un lugar destacado La Cumbrecita.
Esta hermosa villa serrana que por sus características paisajísticas y constructivas semeja una aldea montañosa centro europea, se ubica a sólo de 118 kilómetros de la ciudad de Córdoba. 

Esta situada en las cercanías del Cerro Champaquí, el pico montañoso más alto de la Provincia de Córdoba y a 40 kilómetros al Oeste de la ciudad de Villa General Belgrano.

Sus orígenes se remontan a 1934 cuando el Médico alemán Helmut Cabjolsky acompañado por su familia compra un campo de aproximadamente 500 hectareas, el cual contenía como punto de referencia geográfico al denominado Cerro Cumbrecita.
La primera edificación, realizada con adobe, fue iniciada en el año 1935. La idea original era que esta residencia sirviera de casa de veraneo para la familia Cabjolsky, pero muy pronto se transformó en albergue para alojar a los amigos de la familia. 

Años más tarde, dado el creciente interés turístico que despertaba el territorio, la casa comenzó a funcionar como una pequeña hostería.

Durante la década de 1940 se construyeron las primeras casas particulares y el pueblo lentamente fue adquiriendo el carácter alemán que lo distingue.
La localidad de La Cumbrecita fue poblada por inmigrantes de Europa Central, transformándose con el paso del tiempo en una joya ecoturística, completamente peatonal y similar en arquitectura y costumbres a los pequeños poblados germanos del siglo XV. Las autoridades comunales la declararon zona de protección ambiental.
Para información de los turistas, La Cumbrecita es el primer pueblo peatonal de la Argentina, que de 10 de la mañana a 6 de la tarde, cierra sus calles al paso de los automóviles. Los vehículos deben estacionarse en la playa comunal ubicada en la entrada del pueblo, para luego ingresar caminando.
El entorno natural de este poblado es inigualable, los arroyos cristalinos se conjugan con hermosas sierras y bosques de pinos. Su Capilla histórica, sus cascadas y el Cerro Wank, son algunos de los atractivos recomendados para ser visitados por los turistas.
Además, La Cumbrecita también se destaca por su excelente propuesta gastronómica, que invita a los turistas a saborear deliciosos platos alemanes, manjares austríacos, truchas recién pescadas y los tradicionales postres centro europeos.