La fotografía como un súper poder en la Familia Real

La Familia Real Británica ve la fotografía como un gran poder y cada imagen proyecta un mensaje. 

La Familia Real Británica aprovecha cualquier ocasión para demostrar, a través de la fotografía, que su papel sigue siendo importante. Siempre resaltando la unidad, felicidad o compromiso es lo que se puede percibir en sus imágenes. Con la ayuda de las redes sociales tratan de mantener el contacto con el mundo real y suavizar la brecha que existe entre la monarquía y el pueblo.

La monarquía británica es una monarquía constitucional. Es decir, la reina actúa como jefa de estado pero la redacción legislativa recae sobre los diferentes parlamentos de corte democrático de cada país. Tampoco tiene funciones ejecutivas. Estas recaen sobre los diferentes gobiernos de estado. La Reina Isabel II, es soberana de dieciséis estados independientes, entre los que se incluyen el Reino Unido, Canadá, Australia, Nueva Zelanda, Jamaica, Bahamas entre otros. Actualmente, la monarca cuenta con mas de 90 años y el heredero, según las leyes de sucesión, será su primogénito Carlos, Príncipe de Gales. 

Entre otros modos la casa real se mantiene gracias a ingresos procedentes del ducado de Lancaster que es un conjunto de propiedades urbanas y rústicas, propiedad de la monarquía británica desde 1265, y que generan unos ingresos anuales de cerca de $26 millones. 

A pesar de todo la Familia Real tiene que estar demostrando todo el tiempo que es una familia insertada en el pueblo, es por ello que tienen un gran esmero al momento de fotografiarse. La imágen lo es todo.