Ley de etiquetado para productos de consumo

31.10.2020

Con esta Ley no se busca demonizar ningún producto, ni prohibir nada, ni aumentar impuestos para forzar a la industria a adecuarse. Se busca advertir a la población y que después la gente tenga derecho a consumir lo que quiera, para esto el etiquetado deberá ser claro y simple.

En el tratamiento de la ley se escucharon diferentes mensajes, entre ellos:

La Senadora por Neuquén, Silvia Sapag (FdT) quien fuera la miembro informante de la iniciativa que unificó 15 proyectos de diferentes Senadores, destacó que la ley intenta "garantizar el derecho a la salud a una alimentación adecuada a través de la promoción de una alimentación saludable, brindando información nutricional simple y comprensible de los alimentos envasados y bebidas alcohólicas". Resaltó también que se pretende "advertir a consumidoras y consumidores sobre los excesos de componentes como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías, a partir de información clara, oportuna y veraz" y aseguró que "para tomar la determinación de llevar o no un comestible una persona demora seis segundos. Por eso el sello debe ser grande, se debe diferenciar del colorido del empaque, y con pocas palabras para que la información llegue directamente" y concluyó la defensa del proyecto subrayando que "será en beneficio de toda la población y en especial de nuestros niños".

En el cierre del debate, el Senador por Mendoza, Julio Cobos (JxC) destacó que encuestas comparativas demostraron que hubo "un aumento del 75% de los factores de riesgo y que un 60% de los argentinos sufren de algún exceso de peso. En números estamos hablando que 27 millones de argentinos sufren este problema".

La senadora por Mendoza, Anabel Fernández Sagasti (FdT) valoró que el trabajo en conjunto permitiera "llegar a un dictamen conjunto". Dijo que "informar sobre la calidad de los alimentos es una demanda social". Afirmó que "evitar la propagación de enfermedades no transmisibles, como la diabetes o la hipertensión no sólo traerá una mejora en la calidad de vida, sino que además será un gran ahorro para la Salud Pública" y destacó que "esta ley no demoniza el azúcar, sino que advierte que su consumo excesivo es perjudicial. Esta ley apoya a las economías regionales. Esta ley dice que para hacer publicidad de alguna fruta, el producto contenga esa fruta que producimos los argentinos y no extractos químicos con ese sabor. Esta ley no es contra ninguna industria sino a favor de todos los argentinos y argentinas".

La iniciativa obtuvo media sanción con 64 votos a favor y 3 votos negativos. El de las Senadoras por Tucumán, Beatriz Mirkin (FdT), Silvia Elías de Pérez (JxC) y la Senadora por La Rioja, Clara Vega (Interbloque Federal).