Ley impositiva de Kicillof y el campo

27.12.2019

En el ruralísmo bonaerense hay preocupación por las consecuencias derivadas de la Ley impositiva que el Gobernador Axel Kicillof envió a la Legislatura provincial y alerta porque, según remarcan, con el aumento en el Inmobiliario Rural crecerá el peso de lo que tendrán que pagar los productores cuando se sumarán las cargas tributarias nacional y municipal, además de la provincial. 

En el caso del impuesto Inmobiliario Rural, el ajuste será, en términos promedio, por el equivalente a la inflación de 2019, que estaría cerrando en un 55 por ciento. Pero, según el gobierno provincial, habrá una segmentación por la cual se bajará la presión tributaria sobre los productores más pequeños. Según dicen en el gobierno provincial, para los más chicos habrá un aumento del 15% y el tope llegará a 75% para los establecimientos con más de 2000 hectáreas y más de $3 millones de valuación. En la provincia dicen que solo hay 7% de las propiedades que pagarán un 75% de suba, en tanto que la mitad estará por debajo de la inflación. 

Sin embargo, en la ley se incorporó un párrafo que dice que "en lo atinente al impuesto inmobiliario se propone una adecuación de las valuaciones fiscales.

Por esto y otros puntos de la Ley, las agrupaciones que representan a los ruralísta, manifestaron su descontento, exepto una parte de Federación Agraria que no le parece mal como se van a implementar los aumentos.