Mauricio Macri y la Cámara Federal

03.10.2020

En la resolución de la Cámara Federal porteña se revocó por segunda vez la orden de la Jueza María Servini para investigar todas las llamadas telefónicas del ex Presidente desde el 2016 hasta Agosto del 2019. 

Recordemos que este pedido había partido de Carlos Beraldi, Abogado de Cristina pero también del empresario de medios Fabián De Sousa, quien junto con su socio Cristóbal López acusaban a Macri de haber dirigido una asociación ilícita creada para desapoderarlos a ambos del Grupo Indalo.

Como medida para probar esa acusación, Beraldi había pedido a Servini un entrecruzamiento de las llamadas del ex Presidente, que fue aceptado por la Jueza el 6 de Julio pasado, cuando ordenó determinar "los registros de comunicaciones con activación de celdas" en el período comprendido entre el 01 de Enero de 2016 y 31 de Agosto de 2019, y confeccionar "un detalle de interlocutores comunes y frecuentes, y un entrecruzamiento de llamadas". 

Esta medida fue objetada por el Abogado de Macri, Pablo Lanusse, y detenida por la Cámara Federal Porteña, que el 6 de Agosto le ordenó a Servini precisar un lapso concreto en el que puedan encontrarse datos significativos husmeando las comunicaciones del ex Presidente. Servini ordenó entonces detener el cruce de llamados, y enviar a su juzgado toda la información recogida hasta ese momento para su destrucción.

Esta cuestión tuvo matices de todo tipo y entre algunas cosas, se suceden una serie de idas y vueltas como la denuncia del Abogado Lanusse, quien además de apelar la medida en cuestión, denunció a Servini por "desobediencia", posteriormente también ocurre que la Jueza hace declaraciones deshacertadas en un medio periodístico y pide excusarse de la causa por tal motivo. Cuando se sortea quien la va a reemplazar y surge el Juez Sebastián Casanello, este rechaza el nombramiento y por esos tiempos la Cámara desestima la excusación de la Jueza Servini, quien vuelve a estar a cargo de la causa nuevamente. 

Así es que este Jueves la Cámara Federal porteña aceptó el reclamo del Abogado Lanusse, y volvió a ordenar que se detenga el entrecruzamiento de llamadas de Macri hasta que se especifique un período dentro el cual los querellantes justifiquen que se podrían hallar pruebas del supuesto contubernio para perjudicarlos.