Participación del Estado en la renta agrícola, según índice FADA

30.03.2021

FADA, Fundación Agropecuaria para el Desarrollo de Argentina dio a conocer su Índice trimestral, de cada $100 de renta que genera por hectárea un productor agrícola, $62,60 es lo que representan los distintos impuestos. El índice de Marzo es 3,4 puntos porcentuales más alto que el de Diciembre.

"Esto se explica por varios factores, aumentos de impuestos fijos municipales y provinciales; suba de costos en pesos y en dólares de labores y fletes; incrementos de precios de fertilizantes; baja del precio disponible del trigo; y reducción de los rindes estimados por efecto de la sequía", explica David Miazzo, Economista Jefe de FADA.

La medición de Marzo de 2021 marca una participación de los impuestos sobre la renta agrícola del 62,6% para el promedio ponderado de los cultivos de soja, maíz, trigo y girasol. Es decir, que de cada $100 de renta (valor de la producción menos costos) que genera una hectárea agrícola, $62,6 es lo que representan los distintos impuestos nacionales, provinciales y municipales. Mientras que el promedio ponderado de cultivos a nivel nacional es de 62,6%, la participación del Estado en soja es del 66,9%, maíz 52,3%, trigo 70,9% y girasol 46,6%. 

El índice de Marzo es 3,4 puntos porcentuales más alto que el de Diciembre, donde los principales factores que explican la suba son, aumentos de impuestos fijos municipales y provinciales (tasas viales e inmobiliario rural); suba de costos en pesos y en dólares de labores y fletes; incrementos de precios de fertilizantes; baja del precio disponible del trigo; y reducción de los rindes estimados por efecto de la sequía. El 62,6% de participación del Estado, está compuesto por impuestos nacionales, provinciales y municipales. Los impuestos nacionales no coparticipables representan el 66,8% del total de impuestos que afronta una hectárea agrícola en Argentina. La composición central de estos impuestos son los derechos de exportación, a los que se le suma el impuesto a los créditos y débitos bancarios. Los impuestos nacionales coparticipables entre el Estado Nacional y los Estados Provinciales, explican el 27,5% de los impuestos medidos. Aquí tenemos principalmente el impuesto a las ganancias (neto del impuesto a los créditos y débitos) y los saldos técnicos de IVA. Las provincias reciben parte de este 27,5% como coparticipación, y también recaudan diversos impuestos. En el Índice FADA nacional se consideran el impuesto inmobiliario rural, el impuesto a los sellos y el impuesto a los ingresos brutos, con una alícuota reducida, ya que ni Córdoba ni Santa Fe, por ejemplo, cobran este impuesto. Así, los impuestos provinciales explican el 5% de los impuestos totales. Por último, los impuestos municipales explican el 0,6% de los impuestos en el Índice FADA promedio nacional. En provincias que cobran estos impuestos, la participación es mayor. El componente central de estos impuestos municipales son las tasas viales o las guías cerealeras, de acuerdo a la provincia. Con respecto a los meses previos, los impuestos nacionales no coparticipables aumentaron su participación por la menor participación del impuesto a las ganancias al reducirse la rentabilidad por los mismos factores que explican la suba del índice. Por su lado, es normal que en la medición de Marzo aumente la participación de los impuestos municipales y provinciales, respecto al mes de Diciembre, porque son, principalmente, impuestos fijos que se actualizan a comienzos de año. Una consecuencia de la devaluación es que estos montos fijos se vayan licuando a medida que avanza el año. Un tema recurrente en este reporte es el federalismo fiscal de un esquema donde la mayor parte de los impuestos son nacionales no coparticipables, en una actividad que por definición es federal y está arraigada regionalmente. Así, la vigencia de los derechos de exportación impacta de manera negativa sobre el federalismo por tres vías. La primera, es que se incrementan los recursos no coparticipables en manos de Nación; la segunda, es que se reducen los recursos coparticipables por reducción del impuesto a las ganancias; la tercera, es vía los recursos que salen de las regiones productivas en el marco de la suba de derechos de exportación. 

Precios, respecto a Marzo de 2020 el precio FOB de la soja ha mejorado un 64%, el del maíz 39%, el trigo 10% y el girasol 100%. Esto también se tradujo en incrementos de los precios disponibles en el mercado interno. Las condiciones de mercado llevan a que el disponible de soja y maíz coticen muy cerca del FAS, mientras que el disponible de trigo sólo representa el 92,5% del FAS y el girasol el 85,8%. 

Descarga el informe completo en el siguiente botón