Planta de fabricación de paneles a base de rastrojo de trigo en Tandil

22.11.2020

Una empresa líder en biotecnología agropecuaria instalará en Tandil la primera planta del país que utilizará rastrojo de trigo para la fabricación de paneles de construcción.

Se trata de Bioceres, que implementará esta metodología en base a residuos vegetales de este cultivo y beneficiará a los productores argentinos.

El proyecto es la instalación de una empresa para la fabricación de paneles para construcción con una tecnología que utiliza parte del rastrojo de trigo que queda luego de la cosecha.

Con respecto a los paneles, aunque a simple vista se ven similares a los ya conocidos de yeso, poseen mayores propiedades debido a que permiten el aislamiento acústico, sonoro e ignífugo. En este sentido, desde el punto de vista de prestaciones resultan superiores.

Por otra parte, otro aspecto positivo es que utilizaron energía solar como fuente para su construcción de modo que se emplea energía renovable. También están las ventajas ambientales, como la fijación de carbono, que en vez de ser emitido, queda secuestrado en las placas. Son totalmente reciclables y después de 80 años, si se quieren cambiar, se pueden enterrar ya que son materia orgánica para el suelo.

En esta línea, cabe destacar que el material verde debe ser retirado de áreas donde pueda extraerse un 20% del rastrojo sin tener un impacto negativo sobre la dinámica de la materia orgánica del suelo.

El proceso es muy sencillo, no consume agua ni genera residuos líquidos, aunque consume energía eléctrica, la cual hay que proveerla. Se pueden enfardar en rollos, se trasladan a la planta y ése es básicamente el proceso. Obviamente tiene que haber un acondicionamiento y una logística de ese rastrojo.