Reactor argentino CAREM

06.03.2021

El CAREM es el primer reactor nuclear de potencia íntegramente diseñado y construido en la Argentina, que reafirma con este nuevo hito su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares, perfilándose a su vez como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares de baja y media potencia (SMR, por sus siglas en inglés). Esta clase de reactores tienen una gran proyección para el abastecimiento eléctrico de zonas alejadas de los grandes centros urbanos o de polos fabriles e industriales con alto consumo de energía (incluyendo la capacidad de alimentar plantas de desalinización de agua de mar). El prototipo está siendo construido en Lima, Provincia de Buenos Aires. El edificio que lo contendrá comprende una superficie de 18.500 m2, de los cuales alrededor de 14.000 m2 corresponden al llamado 'módulo nuclear', el sector que incluye la contención del reactor, la sala de control y todos los sistemas de seguridad y de operación de la central. La obra civil comenzó el 8 de Febrero de 2014, momento desde el cual el CAREM se ha constituido como el primer SMR del mundo en estar oficialmente en construcción. Esta primera versión de los reactores tipo CAREM será capaz de generar 32 megavatios eléctricos, y se destaca por un riguroso estándar de seguridad aplicado desde el diseño, obtenido mediante soluciones de alta ingeniería que simplifican su construcción, operación y mantenimiento. Se prevé que alrededor del 70% de sus insumos, componentes y servicios vinculados sea provisto por empresas argentinas certificadas bajo los exigentes estándares internacionales de calidad, supervisados por la CNEA. En paralelo al desarrollo del prototipo, la CNEA avanza en el diseño conceptual del que será el módulo comercial del CAREM, el cual tendrá una potencia mayor (de entre 100 y 120 MWe), y sería la base de una central multi-reactor que permitirá alcanzar costos muy competitivos para el mercado internacional.

De la mano del importante grado de desarrollo de los principales componentes y sistemas del prototipo de reactor CAREM25 (principalmente, el recipiente de presión; el edificio civil de la central; los generadores de vapor y los elementos combustibles; los sistemas de seguridad y protección; el turbogrupo y todo el sistema terciario; etc), la Argentina consolida el camino hacia la operación de la primera central nuclear de potencia íntegramente diseñada y construida en el país, estableciendo así un nuevo hito en el marco de la constante evolución de la industria nuclear nacional en los casi 70 años transcurridos desde la creación de la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA). 

Por distintos factores, el CAREM se presenta como una alternativa sustentable y eficiente, tanto para la generación de energía eléctrica destinada al consumo nacional, como también para la exportación hacia otros países, continuando así la trayectoria iniciada con la venta en el mundo de varios reactores argentinos de investigación. En ese sentido, la Argentina reafirma su capacidad para el desarrollo y puesta en marcha de centrales nucleares, al tiempo que se perfila como uno de los líderes mundiales en el segmento de reactores modulares para la generación eléctrica en bajas potencias.