Salto en la brecha de precios de productos del agro

11.10.2020

Según un comunicado de prensa de CAME Confederación Argentina de la Mediana Empresa, la brecha de precios para el promedio de los 24 principales productos agropecuarios que participan de la mesa familiar se ubicó en 5,01 veces en Septiembre, y la participación del productor en el precio final bajó a 25,7%.

algunos de los items del comunicado, expresan lo siguiente:

- La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios en el campo revirtió la caída de Agosto y saltó 21% en Septiembre. El aumento fue impulsado por las subas mensuales en las brechas del zapallito (80,5%), el tomate (63,2%), y el pimiento rojo (64,9%).

- Hubo 19 productos con subas de brechas y cinco con bajas, lo que explica el fuerte salto. 

- En promedio, los consumidores pagaron 5,01 veces más de lo que cobró el productor por los productos en la tranquera de sus campos, cuando en Agosto la diferencia fue de 4,14 veces.

- Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino IPOD que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a precios diarios online de los principales supermercados del país, más de 700 precios de verdulerías y mercados para cada producto, y precios de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

- En Septiembre, la mayor brecha se detectó en la zanahoria, donde el precio se multiplicó por 12,09 veces desde que salió del campo, seguida por la manzana (10,17 veces), la pera (8,47 veces), y el zapallito (8,23 veces). En el caso de las pomáceas, el productor entrega su producción a los galpones de empaque durante el primer trimestre de cada año. Luego, la comercializadora fija el precio y la forma de pago.

- Los productos con menores brechas, en tanto, fueron: la frutilla (1,64 veces), el pollo (2,04 veces), la acelga (2,45 veces), y la cebolla (2,58).

La herramienta que usa el CAME es el IPOD que es un indicador elaborado para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos productos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas distorsiones son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.

En general, las diferencias están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diferentes actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante en el mercado. Otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a determinados productos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a elaborarse en Agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en los precios que se pagan por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.

El relevamiento para elaborar el IPOD de Septiembre se realizó en la segunda quincena del mes, con una cobertura geográfica nacional.

Para obtener los precios de destino se relevaron más de 500 precios de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El relevamiento se complementó, además, con un monitoreo diario de los precios online de las principales cadenas de hipermercados.

Para obtener los precios de origen se consultó telefónicamente a 10 productores de cada alimento localizados en las principales zonas productoras de cada uno de esos productos.

A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de precios en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:

- Precio de origen: precio que se le paga al productor.

- Precio de destino: precio del producto en góndola.

Así, la diferencia de precio origen-destino indica la cantidad de veces que aumenta el precio del producto al comercializarse en góndola.